El parque de la Ermita ya está en construcción.

¡Qué alegría! ¡Han iniciado las obras de construcción del parque que dará vida a la Ermita de San Jerónimo!

La idea que se trabaja en el jardín es la de recuperar simbólicamente la huella del pasado desaparecido de Orriols: en la composición de pavimentos se redibuja la trama borrada por las modificaciones urbanísticas. Esto se conseguirá a través de la pavimentación con adoquín cerámico de la zona antiguamente ocupada por las edificaciones y a través de un marcado con un pavimento de piedra natural de la antigua ubicación de la ermita.

parque ermita

Acera

La acera perimetral es un elemento importante de relación con el entorno y como tal se ha diseñado con cuidado. Las aceras de la calle Duc de Mandas y Arquitecte Rodriguez actualmente tienen una sección constante, esta sección se modificará ampliándola puntualmente en los accesos a las rampas y creando nuevos miradores encima del parque, invitando a acceder o simplemente disfrutar visualmente. La acera de la calle Historiador Chabret se mantendrá tal como está ahora, pero se ha propuesto convertir esta calle en zona de peatones. Esta propuesta ha sido evaluada y aprobada por el departamento de tránsito, y es capital para conseguir una relación directa del ámbito principal del parque con el núcleo histórico del barrio, que se encuentra en el mismo nivel.

Desniveles

Los desniveles se han resuelto con escaleras, rampas, bancales y taludes. Estos elementos garantizan la accesibilidad y la relación del parque con las calles Arquitecte Rodriguez y Duc de Mandas que se sitúan entre 1 y 1,5 metros por encima de la cota de la explanada principal y la calle Historiador Chabret. Todas las rampas tienen pendientes inferiores al 6%, facilitando al máximo la conectividad.

Entorno de la ermita

La situación actual de la ermita es la propia de un elemento totalmente desvinculado de su entorno, está situada en la zona central de la parcela, unos 85cm por encima de la explanada, fue reconstruida encima de una grada de hormigón que lo rodea. Parecía importante crear un espacio de relación con la construcción, que aparte de facilitar el acceso, proporcionará un entorno adecuado de aposento, recuperar un ámbito propio dentro de la ciudad. Para conseguir este objetivo se crea una plataforma al nivel de la ermita, una pequeña plaza de acceso vinculada a la calle Arquitecto Rodriguez, con vegetación propia de las antiguas ermitas de la huerta.

Explanada

Finalmente, la superficie mayoritaria del parque, constituida por una explanada central de tierra morterenca y una zona pavimentada con adoquín cerámico se situarán en la cota actual de la parcela, al nivel del núcleo histórico de Orriols.

El jardín contará con un anfiteatro. Y es que el talud de la calle Duc de Mandas se estructurará en diferentes bancales que serán a la vez anfiteatro y espacio de aposento. Por otro lado, el parque dispondrá de un espacio de sombra y descanso: el espacio pavimentado adyacente en la calle Historiador Chabret se plantea como un espacio tranquilo con sombra, bancos y grandes jardineras que gestionarán los vecinos plantando las especies que podíamos encontrar antiguamente en los patios de las casas hoy desaparecidas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *